Lectura sobre el banco en inglés

¿Es posible aprender inglés estudiando sólo 20 minutos al día? Lee la respuesta aquí.

Ejercicio de compresión de lectura sobre el banco / reading comprehension exercise about the bank B2

Lectura sugerida para niveles B2: Intermedio y avanzado

1
. Vocabulario

  • Scruffily dressed: mal vestido
  • Shuffle: caminar arrastrando los pies
  • Queue: fila
  • Battered: maltrecho
  • Produced: mostrar
  • Down-at-heel: andrajoso
  • Grinned: sonreir intensamente
  • Checking account: cuenta corriente
  • Astonished: asombrado o asombrada
  • Judge: juzgar
  • Cover: portada de un libro


2
. Lee el siguiente texto y luego contesta las preguntas de forma correcta

The scruffily dressed old man had shuffled to the head of the queue at the bank and was called forward by a much younger lady who looked tired after a hard day.

-“How can I help sir?” she asked politely. He lifted his battered hat from his head and laid it on the counter.

-“I’d like to open a checking account please.”

She asked him for some form of identification and he produced both a driver’s license and his passport. She noted, with surprise, that he was a well-traveled man, in spite of his down-at-heel appearance. The formalities completed, he then asked if he could make his first deposit.

-“Of course sir,” she replied, and was astonished when he passed over a check for four million dollars. Noting her surprise, the old man grinned through his few remaining teeth and said:

-“Never judge a book by its cover!

Ejercicio de lectura en el banco

 

 3. Traducción en español
El anciano mal vestido había caminado arrastrando los pies hasta la cabeza de la fila en el banco y fue llamado por una señora mucho más joven que parecía cansada después de un día duro.

-“¿Cómo puedo ayudarlo señor? ” -preguntó cortésmente. Se quitó el sombrero maltrecho de su cabeza y lo puso sobre el mostrador.

-“Me gustaría abrir una cuenta corriente por favor.”

Ella le solicitó alguna forma de identificación y él le mostró una licencia de conducir y su pasaporte. Ella notó, con sorpresa, que era un hombre muy viajado, a pesar de su apariencia andrajosa. Terminadas las formalidades, él le preguntó si podía hacer su primer depósito.

-“Por supuesto, señor”, respondió ella , y se sorprendió cuando él le pasó un cheque por cuatro millones de dólares. Observando su sorpresa, el anciano sonrió a través de sus pocos dientes restantes y dijo :

-“Nunca juzgues un libro por su portada!”