Aprender a leer en inglés: Consejos para mejorar tu comprensión

Existen diversas estrategias que hacen más fácil aprender a leer en inglés. En este artículo, compartiremos consejos prácticos para mejorar tu comprensión de textos y, al mismo tiempo, fortalecer tu gramática y ampliar tu vocabulario. Abordaremos pautas generales, como establecer una rutina y elegir textos adecuados, y consejos específicos, como la lectura en voz alta, entender palabras en contexto y seleccionar textos diversos. A continuación, explicaremos estos tips con mayor detalle:

Pautas generales para mejorar tu nivel de lectura en inglés

Crea una rutina de estudio realista: Aprender a leer en inglés comienza con la creación de una rutina de estudio realista. Inicia con unos pocos minutos diarios o un número específico de páginas y aumenta gradualmente. Hacer de la lectura una parte integral de tu día a día fortalecerá tu habilidad de lectura no solo en inglés, sino también en español. Conoce nuestro método para mejorar tu inglés estudiando 20 minutos al día.

Selecciona materiales adecuados: Elige materiales de lectura que se ajusten a tu nivel de inglés (en este test puedes conocer tu nivel actual). Escoger lecturas de un nivel inadecuado podría causar frustración. Existen dos tipos principales de materiales de lectura: materiales auténticos como periódicos, libros, artículos online, letras de canciones, subtítulos de películas, entre otros, que ofrecen un desafío realista. Por otro lado, también se encuentran materiales exclusivamente diseñados para aprendices de lengua inglesa, que se adaptan a tu nivel y te proporcionan la confianza para avanzar progresivamente. Ambos tipos de materiales son útiles ya que cumplen objetivos diferentes.

Aprender a leer en inglés

6 Tips específicos para aprender a leer en inglés

  1. Variedad en la selección de textos: Escoge textos de todo tipo, desde tus temas favoritos hasta aquellos que te desafíen. Esta diversidad te ayudará a aprender vocabulario y expresiones útiles en diversos contextos.

    Por ejemplo, si te gusta la tecnología, podrías leer artículos sobre nuevos dispositivos electrónicos. Sin embargo, también podrías leer textos sobre deportes con el objetivo de aprender vocabulario relacionado con el fútbol, el baloncesto, el ciclismo, etc.
  1. Entiende palabras en contexto: Focalízate en entender palabras en su contexto natural. Esto no solo mejora tu comprensión general sino también tu habilidad para utilizar nuevas palabras en situaciones similares.
  2. Leer en voz alta: La lectura en voz alta es una herramienta valiosa para mejorar la pronunciación y la fluidez. También considera grabar tu voz mientras lees, identificando errores y trabajando en mejorarlos.
  3. Desglosa oraciones: Cuando encuentres oraciones complejas, desglosa la estructura en partes más pequeñas para facilitar la comprensión de la idea principal. Esto te permitirá captar la información de manera más efectiva. Por ejemplo, analicemos la siguiente oración compleja:

    «Despite feeling a bit nervous, Maria decided to attend the conversation club at the library to practice English.»

    Ahora vamos a dividir la frase en elementos más pequeños y sencillos de entender:

    Maria was nervous. / María estaba nerviosa.
    Maria decided to go to the conversation club. / María decidió ir al club de conversación.
    To practice English. / Para practicar inglés.

    Desglosar la oración te permite abordar cada parte por separado, haciendo que sea más fácil entender y asimilar la información de una frase compleja como:

    «Despite feeling a bit nervous, Maria decided to attend the conversation club at the library to practice English. / A pesar de sentirse un poco nerviosa, María decidió asistir al club de conversación en la biblioteca para practicar el inglés.»
  1. Utiliza la tecnología: Aprovecha la tecnología para acceder a e-books y recursos en línea. La disponibilidad de material digital facilita el acceso a una amplia variedad de textos en inglés.
  2. Gradúa la dificultad: Alterna entre textos más fáciles para mejorar la fluidez y textos más complejos que desafíen tu comprensión, haciendo hincapié en la ampliación de tu vocabulario, la mejora de la gramática y la comprensión de los tiempos verbales.

Aprender a leer en inglés es un proceso gradual que requiere paciencia y práctica constante. Siguiendo estos consejos generales y específicos, podrás mejorar tu comprensión de textos y avanzar de manera efectiva en tu aprendizaje de este idioma.